La historia prohibida del Sáhara Español

La historia prohibida del Sáhara EspañolResumen
Los españoles empezaron a colonizar el Sáhara Occidental en el siglo XIX, pero no se lo tomaron muy en serio hasta la primera mitad del siglo XX, cuando fundaron unas cuantas ciudades y ocuparon las que ya existían, junto con la mayoría del territorio. Marruecos, desde de su descolonización estuvo tratando de hacerse con el control del territorio, pero España no cedió ni ante Marruecos ni ante las peticiones de descolonización de la ONU.

Esto fue hasta que se organizó la Marcha Verde, coincidiendo con la flaqueza del Gobierno Español por el estado de salud de Franco, y el Gobierno Español acabó cediendo a las presiones de Marruecos (apoyado por Francia y Estados Unidos) y negoció la entrega del territorio a Marruecos y Mauritania, en los Tratados de Madrid.

Mientras tanto, el Frente Polisario se fundó en 1973, con la intención de obligar a descolonizar el territorio y celebrar un referéndum de autodeterminación. Aunque España estuvo a punto de celebrar el referéndum, la presión de Marruecos y la tibieza de la política exterior Española terminó dejando abandonados a los saharauis, hasta nuestros días.

Crítica
Muy interesante lectura para conocer los detalles de la historia del Sáhara y el papel tan vergonzante de España, que entregó el territorio sin haber realizado el necesario referéndum entre la población Saharaui y abandonándola ante los abusos que realizó y sigue realizando Marruecos en el territorio.

Oficialmente, España sigue siendo la potencia administradora del territorio. Aunque en la realidad, es Marruecos la que controla el terreno y sus habitantes, la mayoría marroquíes, ya que la mayoría de los saharauis huyeron y aún hoy siguen viviendo en campos de refugiados, como el de Tinduf.

Imprescindible lectura para conocer nuestro pasado más reciente, de la mano de Tomás Bárbulo, que vivió en el Aaiún hasta la entrada de Marruecos.

Cita
– Perote, ¿no crees que a mí me pasa igual que a ti? ¿Crees que no pienso que España podía haber escrito una página de justicia, de integridad y de prestigio? ¿Crees que no estoy convencido de que, si hubiese sido necesario, nuestro ejército habría derramado una de las sangres más puras de su historia?