Los renglones torcidos de dios

Los renglones torcidos de DiosResumen
Alicia de Almenara es una investigadora privada que ingresa voluntariamente en un sanatorio psiquiátrico para investigar un crimen. Sospecha que el asesino se encuentra dentro del centro y es la única forma de resolver el asesinado del padr
e de su cliente.

Alice Gould, ese es su nombre profesional, debe enfrentarse a la misma incorporación al centro que cualquier paciente, lo que incluye varias situaciones humillantes para ella y que la hacen sentir mucha inseguridad, es registrada, despojada de sus propiedades, de sus ropas, … También debe hacer creer a todos los médicos que sufre una enfermedad mental, esquizofrenia paranoide, durante las primeras entrevistas y pruebas psicológicas a la que es sometida, pero desde este momento todos los que la tratan notan que es una paciente especial, y extremadamente inteligente.

Alice pensaba contar desde el principio con la única persona que conocía su verdadera intención al entrar al centro, el director, pero no es posible ya que éste se encuentra de vacaciones a su llegada y durante los primeros días de su internamiento. Aún así, Alicia trata de mantenerse firme en su plan, observando y analizando a cada uno de los pacientes para encontrar al asesino, mientras que es impresionada por cada uno de los pacientes y las enfermedades que va conociendo de cada uno de ellos.

Poco a poco, va contando a los médicos la verdadera intención de su ingreso y les pide ayuda, explicándoles que el director conoce su situación, y lo confirmará cuando vuelva al centro. La gran sorpresa de todos, que ya estaban casi convencidos de la historia de Alicia, se produce cuando vuelve el director y niega conocer el caso de Alicia.

Desde este momento comienzan los problemas para ella, que no puede salir del centro de ninguna forma y debe demostrar a todos que no está enferma y que la historia que cuenta no es fruto de su enfermedad fingida.

Crítica
Interesantísima e intrigante novela de Torcuato Luca de Tena. El autor se internó voluntariamente en un sanatorio psiquiátrico para estudiar el comportamiento y las distintas enfermedades de los pacientes, y eso se nota cuando se describe a cada uno de los enfermos y la relación entre los mismos y la protagonista.

Son especialmente interesantes las reflexiones de Alicia, los sentimientos encontrados que le hacen en algunos momentos dudar de si misma y de si realmente está enferma o no, y también muy entretenidos todas las conversaciones que tiene con los médicos, y en especial con el director Alvar.

Realmente, es una novela para releer en el futuro.

Un comentario en “Los renglones torcidos de dios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *