Los miserables

Los miserables, de Victor HugoResumen
Jean Valjean es apresado por la justicia después del intento de robo de un trozo de pan, para dar de comer a sus sobrinos. Es ingresado en la cárcel y su condena va aumentando después de varios intentos de fuga frustrados, y permanece en la misma durante 20 años. Durante su estancia en la cárcel, su personalidad va cambiando y se va transformando en un hombre frío, calculador, y con un odio hacia la sociedad, por la injusticia del castigo aplicado por un pequeño delito.

Cuando sale de la cárcel, sufre en sus carnes el rechazo de la sociedad hacia los expresidiarios, es expulsado de varias posadas y rechazado en todos los sitios. Pero, con sorpresa es aceptado en la casa del cura Myriel, que en realidad era el Obispo, aunque él lo desconocía. La vivencia y la aceptación de aquel cura, produjo en Jean Valjean una gran impresión, y los hechos que ocurrieron en esa casa hicieron que Jean se replanteara toda su vida, todos sus sentimientos y todo el odio que sentía hacia la sociedad por el trato que había recibido de la misma.

Todo lo que le ocurrió junto a Myriel, más el encuentro con el pequeño Gervasillo, fue lo que hizo que Jean Valjean cambiara su nombre y se convirtiera en el señor Magdalena. Un emprendedor que hizo una gran fortuna trabajando y produjo grandes avances y mucho bienestar para todas las personas que vivían a su alrededor, hasta que fue respetado por todos y hasta nombrado alcalde. Eso sí, ocultando su verdadera identidad.

Muchos otros hechos acontecen en la vida de Jean Valjean, hasta que un día dejó de ocultar su identidad para que un inocente no cargara con el castigo por sus delitos y vuelve a ingresar en prisión. Pero Jean Valjean había dejado una tarea pendiente, que debía resolver obligatoriamente porque se lo había prometido a Fantina poco antes de morir, y se escapa de la cárcel. Viaja hasta Montfermeil, hasta la taberna de los Thenardier, y consigue liberar a Cosette de la amarga vida a la que era sometida por sus padres adoptivos.

Muchos hechos acontecen a esta pareja, como padre e hija simulados, mientras son perseguidos por el incansable Javert, inspector de policía mientras el señor Magdalena era alcalde. Ambos acaban en la ciudad de París, mientras aparecen muchos otros protagonistas de la historia: Gavroche, Guillenormand, Marius, Eponina, Thernardier, Enjolras, …

Un final triste, pero lleno de dicha y felicidad espera a Jean Valjean, el miserable.

Crítica
Victor Hugo escribió Los Miserables en el siglo XIX, pero todos los temas que trata son totalmente válidos en nuestros días, casi 2 siglos después. En la obra se tratan muchos aspectos de la interioridad del ser humano, y también muchos hechos históricos de aquella fecha: la revolución francesa de 1789, el imperio de Napoleón, la batalla de Waterloo, las revueltas de mitades del siglo XIX, …

Una obra muy amena, muy entretenida, que te hace pensar, bien contada, de esas que da gusto leer, y releer un tiempo después.

Un comentario en “Los miserables”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *